saastation.blog@gmail.com

LOS 3 TIPOS DE INFRASTRUCTURAS SAAS: DIFERENCIAS Y SIMILITUDES

LOS 3 TIPOS DE INFRASTRUCTURAS SAAS: DIFERENCIAS Y SIMILITUDES

¡Compártelo!

 

 

En anteriores capítulos explicamos que era la tecnología SaaS. Si acaba de sonarte a chino esta palabra date una vuelta por este post para afianzar conceptos. A grandes rasgos, el software como servicio (SaaS) permite a los usuarios conectarse a aplicaciones basadas en la nube a través de Internet.

Ahora nos toca hablar de las modalidades que podemos encontrar dentro de este software, porque aunque comparten similitudes, como todo, tienen diferencias que es importante tener en cuenta.

 

1. ¿Qué tienen en común las infraestructuras SaaS?

Antes de nada, vamos a dejar claro que es lo que une a los diferentes tipos de este software:

  • Solo pagas por lo que usas. Si utilizas más espacio pagarás más.
  • Dan acceso a los datacenters, sin necesidad de instalarlo en los equipos que lo van a usar y reduciendo la inversión.
  • De todo el mantenimiento de la nube se encarga la empresa que lo proporciona, tú no te tienes que preocupar por nada.

2. Los 3 tipos de Software As A Service

Estas similitudes son básicas, es lo que da cuerpo al software, la base. ¿Pero qué tipos de modalidades nos encontramos dentro de la tecnología SaaS? Diferenciamos 3 infraestructuras:

  • IaaS
  • PaaS
  • SaaS

Fuente: Microsoft.com

2.1.  IaaS, Infraestructure as a Service

Cuando citamos este recurso estamos hablando en concreto del hardware virtualizado. ¿A qué nos referimos con esto? En esta estructura de procesamiento encontramos el espacio en servidores en internet, las propias conexiones, los balanceadores de carga y las direcciones IP.

Cómo dijimos antes, el cliente se despreocupa del mantenimiento de este servidor, simplemente conectándose a una red éste accede a todos los componentes virtualizados, los cuales se hayan almacenados en datacenters.

Unos ejemplos de IaaS serían: la infraestructura corporativa, el Hosting Cloud y los Virtual Data Centers (VDC).

2.2.  PaaS, Platform as a Service

El modelo PaaS proporciona a los desarolladores un espacio donde poder generar aplicaciones y programas que no será necesario, para su uso, la instalación en el equipo o dispositivo, ya que éstos se encuentran en el cloud. Es decir, se trata de la infraestructura general necesaria para el desarrollo de las aplicaciones.

En la mayoría de los casos los clientes pueden suscribirse variando su cuota dependiendo de las opciones o funciones con las que éste quiera contar. Si estás suscrito a una cuenta de contenido en Streaming, como Netflix o Movistar, sabrás que dependiendo de los “extras” que quieras contratar tu cuota variará, incluso tenemos la opción de compartirlo y repartir costes entre varios usuarios (economía de escala). El cliente acaba pagando por lo que realmente usa, haciendo de este software una opción mucho más rentable y asequible.

2.3.  SaaS, Software as a Service

Aquí os traemos el pack completo, definiéndose como cualquier servicio de nube que los usuarios pueden utilizar.

El correo, una red social, una nube de almacenamiento entre otras, son recursos SaaS que utilizamos a diario. La mayoría sin costes, en otros casos, tiene una opción gratuita que nos ofrece características sencillas que podemos mejorar por una determinada cuota mensual o anual; de ahí que a este software se le conozca como “Software de demanda”, ya que lo “alquilas” mientras le estés dando uso, ahorrándote el gasto que era comprar un programa que probablemente en un par de años se quedaba obsoleto. El SaaS permite varia el paquete de prestaciones dependiendo de la demanda de la empresa, que puede verse alterada incluso a lo largo de un mismo año, así podrá contratar las extensiones del software que mejor lo resuelva.

Las empresas cuentan con este recurso para llevar a cabo diferentes tareas, ya que les ahorra espacio, dinero y en muchas ocasiones tiempo, por ejemplo, al prescindir de la parte de mantenimiento. Programas como contabilidad, planificación, comunicaciones, o facturación y firma electrónica (como por ejemplo el software Docuten) están a la orden del día en las empresas de nuestros entornos.

 

3. ¡Bonus!

Ya sabes las diferencias que encontramos en los tres tipos de Software as a Service, pero además de las diferencias en infraestructuras, encontramos otra forma de clasificarlas:

  • Nube pública
  • Nube híbrida
  • Nube privada

3.1.  Nube Pública

La empresa o usuario contratan unos servicios que se alojan en servidores ajenos a ésta, los cuales son administrados por el proveedor, sin ser conscientes o saber con qué otros usuarios están compartiendo dichas infraestructuras.

3.2.  Nube Privada

En este caso no se comparte el espacio con otros usuarios, la empresa cuenta con exclusividad en el uso de ésta. Es un servicio que está completamente automatizado y tiene la característica de ser autoservicio, por ese motivo el mantenimiento es más arduo, aunque los resultados suelen ser más eficientes.

3.3.  Nube Híbrida

Ya te puedes hacer una idea de lo que ésto significa. Es una mezcla entre ambos casos, la nube pública y la nube privada. Nos ofrece la posibilidad del “software de demanda”, pero la dificultad radica en cómo distribuir las aplicaciones entre las diferentes estructuras. La empresa es propietaria de algunos espacios, pero comparte otros. Al poder usarse de forma escalada y bajo demanda el coste será menor que en el caso de la privada.

 

Esto ha sido todo, de momento. Espero que te haya aclarado algo más las ideas en lo que respecta a esta tecnología; ese es el objetivo de cada post, no solo echarme un cable afianzando conceptos, si no a la vez poderte ayudar a conocer un poco más todo que rodea al entorno SaaS. ¿Y tú? ¿Cuál es la infraestructura que más encaja con tu negocio? ¿Conoces algún ejemplo de los tipos que hemos visto?

Related

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar